miércoles, 30 de agosto de 2017

La Fuga


El siguiente relato trata sobre dos jóvenes enamorados, que por razones de status social tuvieron forzosamente que separarse, Donde  aquel varón valiente ya no puede vivir más sin su amada y decide arriesgar su vida llevándole personalmente una carta a su amor, pero no es cualquier carta, es una carta donde le propone juntos fugarse.

Villa Traful, 12 de septiembre de 1489

 Amada mía, sé que es muy riesgoso el hecho que me haya infiltrado en tu hogar para darte este escrito, pero la razón existencial por lo cual decidí dártelo en persona, es saber que está en tus manos. Es muy difícil para mi persona escribirte, pero estar separado de ti, amada mía, me hace daño, se que tus padres por el solo hecho de las diferencias de nuestras familias, que están a la vista de todo el pueblo, es el motivo por el que hoy nuestro amor está separado. Mujer de mis sueños, no me olvides, cada noche me desvelo observando las estrellas, buscando el camino eterno a tu corazón, pequeña reina, en que estrella estará la torre de tu castillo para rescatarte.  Cuantos valientes guerreros se habrán quedado en el camino, tratando de solo alcanzar la trayectoria de la línea infinita de tu alma.

Espero corazón, luego de haberte dado esta carta poder llegar a mi hogar, los custodias de tu padre  son como sombras en la oscuridad, espero no toparme con ninguno de ellos y perder la vida en una milésima de segundo, aunque no te voy a negar amada que valió la pena, así es, vale la pena perder la vida por solo entregarte estas caricias de mi alma, vale la pena el costo de mi vida por solo verte sonreír un instante, por ese extraño sentimiento que me da  fuerzas para hacer lo que nunca imagine hacer por ti. Cuanto anhela mi corazón estar contigo, no te voy a negar amor, que muchas veces las lagrimas de tu ausencia, llegan a asfixiarlo, quedando como si me ataran una piedra al pie, soltándome lentamente al fondo del mar y todo, poco a poco, se va oscureciendo, donde muy pocas veces la luz de la luna fría recorre aquella superficie naturalmente virgen.

Querida mía, como anteriormente he comentado, estoy contemplando las estrellas desde la habitación de mi alcoba, como bien sabes estoy recostado en mi viejo colchón lleno de humedad, donde alguna vez nos amamos con esmero, donde muchas veces tuve miedo, por la ferocidad de tus caricias que atentaban contra mi piel. No te voy a mentir que temo no verte mas, que me angustia creer que un día tu padre te lleve a otro país, solamente para separarnos, me da terror solo pensar en que pueda existir una vida sin ti, la carencia de tus besos me está convirtiendo en un hombre de piedra ¿cuál sería el sentido de mi vida? Tú sabes bien que no tengo medios para irme de este pueblo detrás de ti, como aquel príncipe en busca de su doncella.

Amor… eres bella, imposible es ya olvidarte, la intensidad de tu mirada aún perdura en mi espíritu, estoy desesperado, necesito estar con vos, necesito verte, por eso se me ocurrió una idea, donde quizás si fallamos me cueste la vida o nos cueste la vida a los dos. Como sabemos en unos días se viene la fiesta del pueblo, ¿cómo olvidarla no? Ese día solo basto verte, con ese vestido blanco y tu sonrisa aun mas blanca, a partir de ese momento mi corazón quedo cautivo para toda la eternidad en ti. Perdón, nuestros recuerdos hace que me vaya de la línea planificada de mi idea de fugarnos, como te comentaba amada, sabes que a media noche cuando la luna toca el mástil de la iglesia, todo el pueblo levanta voces de festejos con gran augurio, empieza el baile y la orquesta a retumbar con su eco eterno en la oscuridad de la noche, entonces es ahí cuando debemos encontrarnos, en ese lapso donde todo es felicidad y confusión. Yo esconderé ropa, comida y un caballo para nosotros dejare todo en el galpón de don Ernesto, nos encontramos luego de que el gran festejo comience. Ojala todo salga como está planificado, así únicamente la muerte pueda separarnos, no sé dónde iremos, pero se amada mía, que a tu lado todo lo voy a poder. Nos vemos pronto.

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...