miércoles, 19 de abril de 2017

Frágil amnesia

Muchas veces el tiempo destruye lo poco que queda de vida en nuestra mente, muchas veces las huellas que no quedaron marcadas en la piel, desaparecen, pasan a  un lugar del universo donde la ausencia de luz los convierte en frágiles cuerpos uniformes, intentando tener un destello de luz propia, pero fallan en cada intento. Aquellos cuerpos navegan por la sangre llevando inconscientemente a cada parte de nuestra piel, los recuerdos, que intentan desesperadamente florecer por algún poro, están atrapados en el olvido, están condenados a una eternidad de silencio, donde nadie los escucha ni ve.  Quizás es por eso, que muchas veces las manos sienten inmensas ganas de acariciar, o los labios de besar, quizás en esos instantes por la sangre estén pasando aquellos diminutos cuerpos uniformes queriendo salir con esas ganas que uno tiene de que  lo acaricien o lo besen, esos recuerdos inconscientes… hacen que todo sea más frágil …

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...