lunes, 14 de noviembre de 2016

Pieza Fundamental

Simplemente el engranaje de un mecanismo que parecía perfecto. Se rompió. En alguna parte el acelerador exigió demasiado al motor del la razón, y un corazón se fundió. Es triste contar algo así,  pero muy pocas veces, un corazón no queda herido por lo que no pudo ser o simplemente por lo que fue. Lo curioso, que solo se desactiva una parte de aquel mecanismo, es como si una pieza se desconectara temporalmente de las otras, y deja de funcionar. Es como que te pinchan con un alfiler y duele menos. Al desactivarse esa pieza fundamental, las otras partes van perdiendo sensibilidad, van perdiendo conocimientos, sentido de la orientación, las lagrimas cada vez son más escasas. Como dije antes, algo se rompe, algo se quiebra, algo intenta desaparecer, como si viniera una orden de arriba, de la computadora podríamos decir y torpemente para no decir a propósito, Descompone la pieza fundamental (El corazón). Qué problema… la computadora todos sabemos que es una pieza importante, pero solo procesa la información, por razones desconocidas siempre se la agarra con la pieza más costosa, delicada, que lleva información vital para las demás, información que la computadora puede procesar pero no puede sentir. Ahora tendría que explicar un ejemplo, para que todo esto no quede en una simple teoría. Imaginemos un hombre parado frente a una mujer, entonces a través de la vista, la computadora interpreta, ve, que es bella, sus ojos, su sonrisa, procesa esa información y la envía a todas las piezas del cuerpo y cada una toma esa información enviándola a la pieza fundamental y esta transforma esa información en una sonrisa en una mirada tierna. Así puedo describir, otras situaciones un beso, una caricias, donde esta pieza fundamental, devuelve todo con mas besos, mas caricias, o muchas veces trabajan en equipo con la computadora y aquel hombre pueda decir en palabras lo que está sintiendo. Que mecanismo más complicado, yo reconozco que he descompuesto muchas diferentes piezas fundamentales, donde nunca voy a saber si se repararon. Seguramente pase la vida, los años, todas las luces en todos los ángulos posibles existenciales, de las diferentes formas de alumbrar un simple rincón, quizás vea eso antes de saber si esa pieza fundamental… alguna vez se reparo.

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...