miércoles, 21 de septiembre de 2016

Una carta

Una carta de amor escribiré esta noche, para una inesperada alma en busca de amor.  Si una carta de amor escribiré,  donde dejaré que caiga por el balcón...Y naufrague....
Una carta de  amor escribiré esta noche, solo para nosotros dos. Escribiré con ese misterioso lenguaje secreto que descifre de tu piel y la colgaré en un rayo de luz que provenga de tu galaxia.
Esa carta de amor la  esconderé en tus manos, para que sequen tus lágrimas en los momentos que imaginas abrazarme. Escribiré toda la noche o quizás te dibuje con la tinta que se fuga de la grietas de la luna. Donde indicare con precisos detalles las coordenadas que debes seguir por si algún día me pierdo, buscándote,  se que escribiré esta noche para que cuando llegues a las últimas letras,  tus lágrimas quemen el papel y se hagan polvo en tus alas. Trataré de explicar los miles intentos fallidos de como poder describir tu mirada,  para solo sentarme en el banco del único acusado por amarte.  Y ser el culpable por asesinar tus sueños...  al pedirme que te abrace y no te dejé respirar.
Seguramente escribiré sobre cada punto que dejaste sensible en mi piel. Donde la energía de amarte se va concentrando en un único punto,  esperando a mutar,  a nacer...  en un simple beso. Escribire hasta que las manos me sangren de dolor.  Escribiré hasta que el sol encuentre la línea del Oriente y se de cuenta que no estoy.  Escribiré esta noche y saldré a la calle donde me escabullire entre la gente en un estado de  desesperacion, donde no encontrarte seria el castigo a mi corazon, sería como si me ataran cadenas a la piel desgastada del mundo. Eterno es un segundo cuando no te veo. Insignificante es el tiempo cuando estoy contigo,  pasa a ser un personaje secundario con un pobre guión de telenovela. Escribiré y escribiré y le sacaré punta al metal de mi birome para que estas palabras no se borren jamás.  Escribiré sobre las piedras de esa terquedad que tanto detestas.  Escribiré cuando duermas.  Para que no escuches,  para que no veas,  como la tinta se va forjando de este puño, de esta mano de marioneta. Escribiré amor te escribiré una carta esta noche... aunque un día sencillamente morirán estas letras, tú siempre serás eterna...

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...