viernes, 10 de septiembre de 2010

Se que en algun lado estas

Oscuridad, ¿Dónde te encuentro? El mundo no sabe decírmelo. He dormido en varias habitaciones y solo encontré el silencio, el sonido de una madera crujir o un árbol tocando la ventana, para querer entrar. Oscuridad te escribo esta noche luego de 25 años, por que necesito encontrarte y tomar algo en algún bar. Quiero saber de vos y que haces en los ratos libres, cuando un bicho de luz o una bombita de 40 Watts, ingeniosamente quiere descubrir lo que escondes.


¿Escondes algo oscuridad? ¿Cómo eres? ¿Que color de ojos tienes? ¿Es largo tu pelo?

¿Te gusta el chocolate? ¿Estas enamorada?

Tengo miedo cuando me abrazas, por que no me decís nada y yo estoy ahí, solo.

Pero se que estas y tu silencio hace que mi voz lo quiebre, con algún recuerdo o alguna pregunta.

¿Sos única? O puedo encontrar otras oscuridades en diferentes habitaciones.

Yo creo que existe más de una, por que muchas veces en lugares extraños tengo miedo y siento que vos no estas, que nadie me abraza.

Me falta el aire cuando vos no estas, me olvido de lo que sueño cuando vos no estas.

Por que no puedo llevarte a todos lados. Algún día podré abrazarte, podré besarte.

Oscuridad, te cuento que he soñado con vos y me tome el atrevimiento de hacerte como yo quiero que seas, te di ojos, te dibuje una sonrisa, le di forma a tu cuerpo con mis manos, con mis pies, con mis labios. Con las puntas de mis dedos te hago sentir mis caricias, empiezo en tu dedo del pie y termino en tu frente, donde algún ángel te beso alguna vez.

Siento tu calor, siento tu sonrisa, mi piel se pega a la tuya y no intentó separarme. Me gusta, por que sabes como abrazarme y no asfixiarme, por que sabes como besarme y no ahogarme, por que sabes como tocarme sin lastimarme.

Oscuridad, sal de mis sueños, que yo estoy aquí sentado, buscándote. Y cuando me rindo me duermo y te sueño, para ver si alguna vez, me das alguna pista, para saber en donde encontrarte.

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...