jueves, 24 de junio de 2010

Dentro

Dentro del cajón de la mesita de luz de mi cuarto encontré:

Un lápiz, un aro, una moneda, la tapa de un frasco, una factura de la patente de auto, tornillos, cables, un reloj descompuesto, un anillo, figuritas viejas, estampitas, una bolsa, una vela, balas de una veintidós, la foto de mi perro, lo que queda de mi primer autito, una linterna, un corta uñas, un diente de jabalí, la pluma de un ángel, una rosa, un jazmín, un dedal, una rueda, un destornillador, un bicho de luz, un desodorante, un fósforo, un tenedor, muchas letras abandonadas, caricias, besos, recuerdos que encontré de gente desconocida, una carta, otra carta, una despedida, mi pasado, un ojo, una rodilla, frutillas, una huella del sol, un pedazo de piel de una oruga,  un pelo de un murciélago, la sombra de un elefante, una gárgola, la barba de papa Noel, los bigotes de un gato, el susto de un ladrón,  la imaginación de un niño, una puerta que da al jardín, un laberinto, un cubo, un hielo, un delfín, unas manos sangrientas, un pentagrama, una cuerda, dos columnas, un enchufe, un candelabro, una silla quebrada, un cenicero, una hoja arrugada con letras que no entiendo, un borracho con lagrimas de hielo, un amigo, dos, tres, un código de barras, un pincel, un cepillo de dientes, un Mouse, su perfume, mis posibles caídas, mis sueños, mi felicidad, un caja, una reja oxidada, un testamento, dos muertos, la pistola veintidós, una orden de arresto y finalmente un cajón.

Flor de un dia

El siguiente relato, trata de un hombre que se enamoro de una acompañante de una noche.   La luz provenía de la pequeña grieta de la ...