Crespo Fernando

Almacen de letras

Almacen de letras

martes, 2 de mayo de 2017

Condena

Aun la sangre sigue goteando.
Sortilegio esclavo de un pasado.
Sus alas fueron cortadas de costado.
Mezclas de lágrimas y ocaso.
Buscan esconderse en el crepúsculo,
Ya olvidado…
Manos temblando, buscando cerrojos.
Oxido entre las grietas de un socorro.
Imágenes inquebrantables de labios rotos.
Anhelan desaparecer, solo convertirse en polvo.
Mente siniestra sin fronteras,
En ti no existe clemencia.
Solo tus huellas te condenan.

En una eternidad huérfana.

miércoles, 19 de abril de 2017

Frágil amnesia

Muchas veces el tiempo destruye lo poco que queda de vida en nuestra mente, muchas veces las huellas que no quedaron marcadas en la piel, desaparecen, pasan a  un lugar del universo donde la ausencia de luz los convierte en frágiles cuerpos uniformes, intentando tener un destello de luz propia, pero fallan en cada intento. Aquellos cuerpos navegan por la sangre llevando inconscientemente a cada parte de nuestra piel, los recuerdos, que intentan desesperadamente florecer por algún poro, están atrapados en el olvido, están condenados a una eternidad de silencio, donde nadie los escucha ni ve.  Quizás es por eso, que muchas veces las manos sienten inmensas ganas de acariciar, o los labios de besar, quizás en esos instantes por la sangre estén pasando aquellos diminutos cuerpos uniformes queriendo salir con esas ganas que uno tiene de que  lo acaricien o lo besen, esos recuerdos inconscientes… hacen que todo sea más frágil …

martes, 11 de abril de 2017

Sentidos

Es difícil explicar muchas veces lo que uno logra sentir frente a una manifestación que se puede presentar ante los sentidos, entiendo que cada uno siente, respira, transpira, visualiza y percibe diferentes estados en su mente y especialmente en el corazón. Yo en este escrito que va a quedar en la eternidad de mis noches, quisiera contarles lo que a mi despierta y pone en jaque mis sentidos, sin avisar donde, muchas veces, me sorprende…
Aquello que despierta, alimenta esta finita capacidad de sentir en mis células, es la música, exactamente algo que para el oído humano parece tan natural, que hasta no tenemos que hacer ningún tipo de esfuerzo para comprenderlo, solo se introduce en nuestro sistema nervioso sin pedir permiso y nos invade lentamente el alma hasta desbordarla y despertar aquel inconsciente, primitivo sentimiento que existe en algún lugar de nuestro corazón.

Dejemos de tanta teoría filosófica, que no nos lleva a ningún lado, solo quería contarles que debido a la lluvia y el viento de hoy, se corto el suministro de energía en mi barrio, y eso para algunos integrantes de mi familia, incluso el vecino quizás es malo, es una desgracia, pero yo lo veo como una oportunidad para poder abrir una ventana, y sentir el viento frió en mi calidad cara, me da la oportunidad de respirar profundo y sentir el aroma de la tierra mojada, escuchar los arboles y la lluvia caer, entonces entiendo que este sentimiento que existe en mi cuerpo, que está floreciendo, tengo que llevarlo a otro nivel mas superior,  busco mi tecnología y busco la siguiente interpretación de Astor Piazolla “Oblivion” una interpretación de piano y saxo. Los invito a que busquen esa increíble obra y se sienten frente a una ventana, solos, cierren los ojos y escuchen cada nota de música, que sientan como las notas empiezan a treparse por la piel, por las manos, por la espalda, como el viento susurra los labios y los seca, como las gotas de lluvia van humedeciendo el rostro la piel, sentir que una gota enfría una mínima parte de uno, como todo va traspasando cada vez más, llevándonos a otra dimensión, como empiezas a sentir que solo existís vos, la música, tu entorno y todo te envuelve en silencio estremeciendo tu piel, los sentidos se dilatan para sentir más y las notas se hacen más largas, más pesadas que hasta temes en creer que puedan destruirte en aquella insignificante silla frente al ventanal. Todo ese momento es un instante en el tiempo, un único e irrepetible instante, donde solo estas tu y un mundo que pocas veces te atreves a visitar, porque le temes, porque al cerrar los ojos en ese instante, luego de traspasar esa dimensión, aparece el corazón, los sentimientos inconscientes, los besos, las caricias, los abrazos, los adioses no dados, aparecen las lagrimas y todo en un instante de segundo se lo llevan las notas de música a la eternidad del sonido, que navega eternamente por el tiempo alejándose de nuestro oído. Entonces… Finalmente abrimos los ojos…  

miércoles, 15 de marzo de 2017

Naufrago

Aún las silenciosas brasas queman la piel por dentro, estoy recordando, entendiendo, pensando ¿Por que estoy aquí? Las lágrimas hierven y se convierte de un Estado líquido a gaseoso, donde desaparecen del espacio. Camino paralelamente al mar, tomando valor para desaparecer en el y apagar este fuego que hay dentro... deja de razonar corazón, acaso ¿No te asfixiaron las lágrimas que salieron del pecho?... Camino y la piel poco a poco se transforma en pequeños granos de arena, sigo caminando y las rodillas se llenan de sal, en los muslos los corales de pegan se entremezclan y en mi cintura los cangrejos de esconden, la marea asciende y las olas golpean mi espalda, dejando entrar el agua por la costilla que se quebró... deja de llorar corazon, que para esto ya no hay mas remedio. El agua ya se está filtrando y poco a poco esta apagando las brasas que ardían, esta arrastrando todo, llevándolo al fondo del mar donde reina el olvido eterno de las almas perdidas... el agua alcanzó a cubrir casi toda la cara sólo queda la noche y mis ojos mirando la Luna en silencio, la sal de mis lágrimas se funden con la sal del mar y pasan a ser parte de algo inmenso... el cielo se pone turbio los ojos arden, todo se va alejando, la luz de la Luna me acaricia debajo del agua pero lentamente su mano de separa de mi rostro y voy cayendo silenciosamente al fondo a ser parte de aquel olvido eterno.... ya no hay luz ni oxígeno... solo el principio del fin.

jueves, 12 de enero de 2017

Simplemente

Simplemente tome un papel blanco, parecía tener unas sutiles lineas grises que conformaban un espacio entre si, donde se puede plasmar eternamente lo que un corazón siente, simplemente tome ese papel... escribí una frase... me quede sentado mirando, leyendo, reflexionando en esa conjugación de letras... y me sorprendí... había encontrado la solución a muchas aspectos de mi vida... sorprendido aun no podía lograr descifrar de que parte de mi mente o corazón llego tal solución... frente a mi escritorio existe un gran ventanal, afuera simplemente caía la lluvia, como las letras en mi papel. Tome el papel y en el medio de un relámpago, estruje al papel, parecía que la tinta caía como gotas al suelo... había asesinado mis letras... simplemente... dejo de ser...

callejon

viernes, 30 de diciembre de 2016

Ya nada es lo que era

A veces no creo que haya sido una casualidad. Haberme encontrado con aquel viejo hombre. Donde la vida le echo abajo su puerta con una frase que entretejió sus labios marchitos “Ya nada es lo que era". De su rostro caían lágrimas, su mirada estaba perdida en algún punto de aquel espacio finito que él ocupaba, donde ya no existía más el amor de los rincones con poca luz… que juntos eligieron. “Ya nada es lo que era” volvia a pensar aquel hombre, ya no son mas sus manos, ni sus ojos o aquellas caricias eternas, las palabras, las ganas, los besos, las sonrisas, todo se desvanecía… sus lagrimas quemaban su piel dejando marcas en sus mejillas, quizás una razón para entender esa frase que latía en su corazón  y hacia estremecer su alma “Ya nada es lo que era” 

martes, 20 de diciembre de 2016

Tu Ausencia

Aun recuerdo aquella ultima vez que te vi, te fuiste sin pedir permiso, te escapaste por el pligue de la noche y tu sombra dejo de ser sombra transformandose en ausencia. Si pudiera contarte que no me llevo bien con la falta de ti, intente hablar con tu ausencia, pero no me habla, no tiene esa tierna y calida mirada, que hace desvanecer todos mis sentidos. Sus manos, son de hielo y poco a poco apaga el fuego que dejaste en mi piel, es increible ver tantas cicatrices que dejaste en mi. Arma letal es tu boca, ahora entiendo por que muchas veces sentia que iba a morir cuando me rozaba. 
Como duele tu silencio, la falta de tu sonrisa me quita la respiracion, me siento prisionero, como un leon enjaulado, necesito de esa inquebrantable sonrisa, que me destruye por dentro sintiendo un dolor calido, agradable, dandole calor a este viejo motor que llevo en el pecho ¿Cuando llegaste a mi vida con la fuerza de un Huracan? no dejaste nada, solo las 
pasiones de mi boca, te claman... te buscan cuando viene tu ausencia... y miro el reloj para llamarte o mandarte un mensaje... pero mis manos se quedan quietas y solo te espero a que vuelvas con la fuerza de ese huracan... para que 
despierte mi alma...